Imagina pasar toda tu vida sin cepillarte los dientes. Probablemente, terminarías con mal aliento y, en el peor de los casos, con serios problemas de salud dental. Ahora piensa en tu perro: a él le pasa más o menos lo mismo, si no se le proporciona el cuidado dental adecuado. Afortunadamente, hay formas de combatir estos problemas. Desde peluqueriascaninas queremos echarte una pata 🐾 con este tema.

¿Qué es la halitosis caninas?

Antes de entrar en materia, queremos explicarte qué es exactamente la halitosis canina, porque el mal aliento es un problema muy frecuente entre los perros. Este problema aparece debido a una acumulación de bacterias en la boca, que a su vez son la causa de que aparezca placa y sarro que se va acumulando en la boca de nuestro perrete.

El mal aliento es un problema de salud bucodental que se ve más comúnmente en perros medianos y pequeños. Esto sucede porque su hocico es más corto, y los dientes están más juntos. Vale, y ¿Cómo me doy cuenta si mi perro tiene halitosis?, distinguir si tu perro está teniendo un problema bucodental no es tan fácil como en las personas, pero deberías ponerte alerta si observas alguno o varios de estos síntomas:

  • Tu perro presenta dolor al comer (incluso deja de comer).
  • Sangrado en las encías.
  • Exceso de salivación.
  • Pérdida de piezas dentales.

¿Qué provoca el mal aliento en los perros?

Supongo que ya sospecharás que no hay una única causa para la halitosis canina, ya que en algunos casos el mal aliento es el problema en sí, y en otros, es un síntoma de que pasa algo más. Vamos a listar las causas, empezando por las más frecuentes:

  • Mala higiene bucal: La causa más frecuente del mal aliento en perros es una higiene bucal deficiente. Las bacterias se acumulan en los restos de comida, estos restos se van descomponiendo en la boca de tu can, provocando sustancias de un olor muy desagradable, principalmente compuestos de azufre.
  • Hábitos alimenticios inadecuados: Algunos tipos de comida, especialmente las dietas blandas y la comida enlatada, son más propensos a dejar residuos entre los dientes de los perros, contribuyendo al mal aliento.
  • Diversas enfermedades: El mal aliento puede ser un indicativo de enfermedades más serias, como infecciones en las encías (gingivitis, periodontitis), insuficiencia renal, obstrucción intestinal o diabetes.

¿Todos los perros tienen mal aliento?

Para nada, el mal aliento no es una condición natural de los perros. Aquellos canes que mantienen una dieta adecuada, una buena higiene dental, y gozan de un buen estado de salud general, usualmente no tienen mal aliento. 

Mal Aliento Perro

¿Cómo combatir el mal aliento en perros?

Si descubres que tu perro tiene mal aliento, es el momento de prestar más atención a su cuidado dental y dieta. Hay varias maneras de mejorar, e incluso erradicar, la halitosis del perro.

  • Cepillado dental: Cepillar los dientes al perro es sin duda la forma más eficaz de prevenir la acumulación de placa y sarro. Sin embargo, casi ningún perro ve con buenos ojos que quieran cepillar sus dientes. Si es tu caso, y cada vez que vas a cepillarle los dientes a tu peludo, este se esconde, prueba a establecer una rutina de higiene de forma gradual. Primero una vez a la semana, y siempre con premios para incentivarlo (cepillas un poquito y le das un premio), poco a poco podrás ir aumentando la frecuencia y verás como tu perro asocia el cepillado de dientes con algo positivo.
  • Snacks dentales: ¡De esto no se esconderá!, a todos los perros les encantan los snacks. Estos, concretamente, se hacen para mantener a raya el sarro y la placa bacteriana, por lo tanto, con una excelente forma de que tu perro mantenga una buena higiene dental.
  • Jueguetes que fomentan la masticación: Estos juguetes son diseñados especialmente para fomentar la salivación de tu perro, y con esto conseguimos controlar la placa y el sarro. Es una forma eficaz y divertida de que tu perrete tenga los dientes limpios. Distinguir estos juguetes es bastante fácil porque viene especificado en la etiqueta.
  • Una limpieza bucal de vez en cuando: A partir de cierta edad, y según las necesidades específicas de cada perro, puede ser recomendable realizar una limpieza bucal anual. Consulta siempre con tu veterinario para determinar el mejor momento y método.
  • Dieta de calidad: Una dieta equilibrada, de alta calidad y que contenga ingredientes que favorezcan la digestión, puede prevenir problemas gastrointestinales y enfermedades relacionadas con el mal aliento. Opta por alimentos que favorezcan la digestión y la salud general de tu perro.

Si quieres saber más sobre el mal aliento en los perros, te compartimso este vídeo de "Expertoanimal".

Sobre el autor

María - Redactora
María

Graduada en Periodismo y comuniacción Audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos (Madrid). Redacción y creación de contenido en PeluCanes.

Fuentes consultadas:

Solamente usamos cookies propias de tipo técnico necesarias para el funcionamiento del sitio web. No almacenamos ningún dato, ni tuyo ni sobre tu navegación. icono cookies