Los gatos esfinge, más comúnmente llamados "gatos egipcios", son distinguidos de entre todos los felinos por su ausencia de pelaje, tampoco tienen bigotes ni pestañas y su aspecto es delgado y esbelto. En contra de las creencias populares, que sitúan a este felino en Egipto, lo cierto es que su origen está en Canadá. Estos gatos necesitan cuidados específicos para su raza. Se dice de ellos que tienen un carácter amigable y cariñoso. Hoy hablaremos en detalle sobre esta raza única que requiere cuidados especiales para mantener su salud y bienestar.

Características de esta raza

El gato esfinge, cuyo nombre real es sphynx es mundialmente conocida por no tener pelo, pero, esto no es del todo cierto, ya que su piel está cubierta por una fina pelusa, que recuerda un poco a la textura de un melocotón. Al tratarse de una raza exótica, requiere de unos cuidados constantes y concretos para asegurar su bienestar y prevenir enfermedades, aspecto a tener muy en cuenta si te estás planteando tener uno. Son gatos muy activos, por lo cual, no se recomienda dejarlos solos en casa durante muchas horas, de hacerlo, debes asegurarte de proporcionarle el entretenimiento suficiente.

Cuidados específicos

El gato esfinge tiene una esperanza de vida de hasta 20 años, con lo cual, tendrás a tu amigo durante muchos años. Por otro lado, debes tener en cuenta que son muy sensibles a las condiciones climatológicas, por eso, es muy importante que controles siempre la temperatura que hay en casa. Entre los cuidados fundamentales, está la prevención de quemaduras, los gatos egipcios son muy sensibles a la exposición solar.

Otro de los aspectos a tener en cuenta en sus cuidados, es la alimentación. Dada su condición de pelaje, los gatos esfinge pierden el calor corporal más rápido que las otras razas de felinos, con lo cuál necesitan más energía, y esto significa que necesitan comer más.

Cuidados Del Gato Esfinge

La importancia de una alimentación adecuada

Una alimentación equilibrada es fundamental para garantizar la salud de tu gato egipcio. Debes proporcionarle alimentos de alta calidad, específicamente formulados para sus necesidades nutricionales. Evita darle alimentos procesados o con ingredientes artificiales, ya que esto puede causar problemas digestivos y otros trastornos de salud.

Recomendaciones de alimentación para los gatos egipcios

  • Asegúrate de incluir proteínas en la dieta diaria de tu gato. Puedes ofrecerle carnes magras como pollo o pavo.
  • Incorpora también grasas saludables en su dieta, como el aceite de pescado, que beneficiará su sistema cardiovascular.
  • Evita darle alimentos con alto contenido de cereales, ya que los gatos no están adaptados a digerirlos eficientemente.

Cuidado regular del pelaje y las uñas

El pelaje del gato egipcio necesita ser cepillado regularmente debido a su textura sin pelo. Utiliza un cepillo específico para evitar lastimar su piel sensible. Esto ayudará a eliminar el exceso de pelo muerto y prevenir la formación de bolas de pelo en su tracto digestivo.

Además del cepillado, también es importante recortarle las uñas regularmente, para evitar que se rompan y se lastimen la piel al rascarse, ya que carecen de la capa de pelo habitual en otros gatos.

Consejos para el cuidado del pelaje y las uñas

  • Realiza el cepillado al menos una vez por semana para mantener limpio el pelaje de tu gato.
  • Utiliza un cortaúñas específico para gatos y recorta cuidadosamente las uñas sin llegar a cortar la parte rosada, que contiene los vasos sanguíneos.
  • Si no te sientes cómodo haciéndolo tú mismo, puedes acudir a un veterinario o peluquero especializado en gatos esfinge para que realicen esta tarea.

Cuidado de ojos y oídos del gato egipcio

Dado que estos gatos no tienen cejas ni pestañas, sus ojos no están tan protegidos ante agentes externos, como sí lo están el resto de razas de felinos. Esto significa que tienen una mayor tendencia a padecer infecciones oculares, llegando algunos, a generar regularmente legañas, que tendrás que retirar con gasas. En cuanto a sus oídos, producen un exceso de cera para protegerse de posibles infecciones (recuerda que no tienen pelo en las orejas), que deberás limpiar regularmente y con una gasa, solo en la parte externa del mismo.

Cuidados del gato egipcio ante la temperatura

Ya lo comentamos al inicio de este post, ante la carencia de pelaje común, la piel de estos gatos está más expuesta, y esto los hace muy sensibles a la temperatura.

Son gatos frioleros, con lo cual, lo ideal es que la temperatura de la casa esté entre los 22 y los 24 grados, evidentemente, no son gatos aptos para vivir en el exterior, su supervivencia se limita al interior de un hogar. Les encantan las mantas y las casas cuevas donde sentirse calentitos.

Dado que suelen tener frío, adoran el sol, sobre todo en los meses de verano, también tumbarse frente a la chimenea o radiador, ¡mucho cuidado con esto!, la piel del gato egipcio está muy expuesta y es fácil que se quemen, su exposición solar debe ser siempre supervisada para evitar la insolación y lesiones cutáneas que derivan de quemaduras.

Cuidado De La Piel Del Gato Egipcio

Cuidado cutáneo del gato egipcio

Esta raza de gatos suda, sí, sí, lo has leído bien, sudan, esto quiere decir que acumulan más suciedad en la piel, presentando una textura aceitosa, por ello necesitan una mayor higiene, para evitar infecciones. Puedes bañar a tu gato esfinge de vez en cuando, pero sin pasarte, porque bañarlo en exceso provocaría la eliminación de su capa de grasa natural, lo que le traería problemas de salud en la piel.

Atención veterinaria regular

Llevar a tu gato egipcio al veterinario de forma regular es esencial para garantizar su salud. Las revisiones ayudarán a detectar cualquier problema médico en etapas tempranas y brindarán las vacunas necesarias.

También es importante seguir el calendario de desparasitaciones recomendado por el veterinario y asegurarse de que tenga todas las vacunas necesarias para prevenir enfermedades comunes.

Dudas Frecuentes

¿Qué cuidados extra necesita un gato egipcio durante el verano?

Debido a que los gatos egipcios carecen de una capa densa de pelo que los proteja, son más susceptibles a quemarse con el sol y sufrir golpes de calor durante las altas temperaturas del verano. Es importante asegurarse de que tengan acceso a agua fresca en todo momento y mantenerlos en interiores durante las horas más calurosas del día. También debes ponerles el protector solar indicado para su raza, que te proporcionará un veterinario.

Recuerda siempre consultar a un veterinario especializado si tienes alguna duda o inquietud sobre cómo cuidar adecuadamente a tu gato egipcio.

Si te pica la curiosidad y deseas saber más sobre esta raza, te invitamos a que veas el siguiente video:

Sobre el autor

María - Redactora
María

Graduada en Periodismo y comuniacción Audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos (Madrid). Redacción y creación de contenido en PeluCanes.

Solamente usamos cookies propias de tipo técnico necesarias para el funcionamiento del sitio web. No almacenamos ningún dato, ni tuyo ni sobre tu navegación. icono cookies